DIDASKALOS

DIDASKALOS

viernes, 30 de abril de 2010

"Edén al Oeste" de Costa Gavras

Hace dos semanas, dentro del ciclo de Cine para cambiar el mundo organizado por el Foro Social de Tomelloso, pudimos ver Edén al Oeste, la última película del director franco-griego Costa Gavras.



Se trata de una película sobre la inmigración ilegal en Europa con buenas dosis de ironía y sentido del humor, aunque sin trivializar el drama de los inmigrantes clandestinos. El protagonista, Elías, llega ilegalmente a las costas griegas y desde allí inicia un recorrido por toda Europa que lo llevará hasta París. A través de la mirada inocente del emigrante se ponen en evidencia numerosas realidades, a veces injustas, a veces absurdas, de nuestras sociedades desarrolladas.

La película está llena de referencias y guiños a la Odisea de Homero. El propio viaje de Elías es una odisea contemporánea en la que el protagonista se enfrenta a una serie de personajes y situaciones que ponen a prueba su ingenio y le descubren un mundo nuevo. Se le podría aplicar perfectamente el tercer verso de la Odisea de Homero:

πολλῶν δ᾽ανθρώπων ἴδεν ἄστεα καὶ νόον ἔγνω
De muchos hombres vio las ciudades y su manera de ser conoció.

Cuando los guardacostas abordan el barco en el que viaja Elías, este se arroja al mar y las olas lo llevan hasta la playa nudista de un complejo turístico de lujo. Allí será despertado por la pelota de unas bañistas que juegan en el agua, en una escena que remite al encuentro de Odiseo y Nausica en la isla de los feacios. A partir de entonces se suceden las peripecias y las referencias homéricas. Varias mujeres se enamoran de Elías e intentan retenerle, como Calipso y Circe en la Odisea. Más adelante es víctima de la explotación laboral en una fábrica de reciclaje de televisores, episodio que recuerda al de la cueva del Cíclope. Cruza una frontera escondido en los bajos de un camión, igual que Odiseo escapa de Polifemo oculto entre las ovejas.

El final de la película parece evocar el célebre poema de Cavafis Ítaca. El protagonista consigue por fin llegar a su destino y encontrar al personaje que va buscando durante buena parte de la historia, pero descubre que no tiene nada que ofrecerle y que el final del viaje no es como se había imaginado. En estas escenas finales nos vienen a la memoria los versos de Cavafis:

Η Ιθάκη σ' έδωσε τ' ωραίο ταξείδι.
Χωρίς αυτήν δεν θα 'βγαινες στόν δρόμο.
Αλλά δεν έχει να σε δώσει πια.

Κι άν πτωχική την βρείς, η Ιθάκη δεν σε γέλασε.
Έτσι σοφός που έγινες, με τόση πείρα,
ήδη θα το κατάλαβες η Ιθάκες τί σημαίνουν.

Ítaca te dio el hermoso viaje.
Sin ella no habrías salido al camino.
Pero no tiene más que darte.

Aunque la encuentres pobre, Ítaca no te engañó.
Con lo sabio que te has vuelto, con tanta experiencia,
ya habrás comprendido lo que significan las Ítacas.


A continuación podemos ver el trailer de la película.

2 comentarios:

  1. Pues tiene muy buena pinta, habrá que estar atentos, jejeje. Aunque para el cine yo soy un desastre y además tremendamente perezosa. Por cierto, Juanjo, te está tocando enterarte de mis últimas novedades todas de golpe: ya soy profe de griego yo también desde hace unos días, jeje, ya he empezado con sustituciones aquí en Madrid. ¡Saludetes!

    ResponderEliminar
  2. No sé si seguirá en cartel, porque creo que se estrenó hace tiempo. Puede que en Madrid la encuentres en alguna sesión de madrugada. Me alegro mucho de que hayas empezado a trabajar de profe de griego y te deseo mucha suerte. Parece que sigues mis pasos, pero a la inversa: yo me fui de Madrid a la Mancha a dar clases de griego, y tú al revés, de la Mancha a Madrid, que en el fondo sigue siendo un poblacho manchego, aunque un poco más grande. Un saludo.

    ResponderEliminar