DIDASKALOS

DIDASKALOS

martes, 9 de marzo de 2010

Fichas de mitología: Atenea

Atenea, cuyo nombre latino es Minerva, es la diosa griega de la inteligencia y patrona de las actividades artesanales. Es también diosa de la guerra, entendida como medio para conseguir la justicia.
Atenea era hija de Zeus y de Metis, personificación de la prudencia. Un oráculo afirmaba que Zeus sería destronado por el hijo que engendrara con Metis. Para impedir que se cumpliera el oráculo Zeus se tragó a Metis cuando estaba embarazada. Transcurrido el tiempo Zeus sintió un agudo dolor de cabeza. Hefesto acude en ayuda de Zeus y le abre el cráneo con su hacha. De la cabeza de Zeus surge Atenea, una doncella adulta y completamente armada. Esta escena fue representada con frecuencia en la cerámica antigua. Aquí tenemos un ejemplo.


En el frontón oriental del Partenón se representaba también el nacimiento de Atenea. La diosa acaba de salir de la cabeza de Zeus, que está sentado en su trono. Hefesto se aparta sorprendido con su hacha y los demás dioses contemplan la escena. Las esculturas centrales del frontón se han perdido, pero nos podemos hacer una idea de cómo era a partir de la siguiente reconstrucción.


Los símbolos de Atenea son la lechuza y el olivo. Se la representa casi siempre armada, con el casco en la cabeza y en el pecho la égida, una coraza de piel de cabra en la que aparece la cabeza de Medusa. Sin duda, la imagen más conocida de Atenea en la Antigüedad fue la estatua de oro y marfil realizada por Fidias para el interior del Partenón. Tenía un altura de unos doce metros y mostraba a la diosa con un vistoso casco, sosteniendo un escudo en una mano y una victoria alada en la otra. La estatua original ha desaparecido, pero se han conservado pequeñas copias en mármol como la siguiente.


De nuevo tenemos que recurrir a una reconstrucción para imaginar el imponente aspecto del interior del Partenón con la estatua de Atenea.


En las siguientes imágenes podemos ver distintas representaciones de la diosa Atenea: un precioso relieve de la Acrópolis conocido como Atenea pensativa, una estatua de bronce hallada en las aguas del Pireo, y una cerámica griega en la que aparece Atenea contemplando a Teseo, que sale del laberinto después de matar al Minotauro.




Un célebre mito relacionado con Atenea es la historia de Aracne. Aracne era una joven que presumía de ser la más hábil tejedora, más hábil incluso que Atenea. La diosa toma entonces la apariencia de una anciana y se presenta ante Aracne para disuadir a la joven de rivalizar con los dioses. Como Aracne no cambia de actitud, Atenea recupera su aspecto y la desafía. Atenea teje un tapiz que muestra a los dioses castigando a los mortales que han osado enfrentarse a ellos. Aracne representa en su trabajo las aventuras amorosas de Zeus. Finalmente Atenea castiga a Aracne por su osadía, la convierte en araña y la condena a tejer continuamente. En este cuadro de Tintoretto aparece Aracne tejiendo y Atenea contemplando con atención su trabajo.


El conocido cuadro de las Hilanderas de Velázquez, conservado en el Museo del Prado, recrea la historia de Aracne. En primer término aparecen unas hilanderas. La más anciana podría ser la diosa Atenea intentando persuadir a Aracne, que estaría de pie a su lado.


En el fondo del cuadro se ve a Atenea con sus armas levantando un brazo, en el momento de castigar a Aracne.


Detrás de Aracne se ve el tapiz que acaba de tejer. Velázquez copia en este tapiz la versión del rapto de Europa que había realizado Tiziano.


Terminamos este artículo con una recreación moderna de la diosa Atenea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada